¿Qué es la radioterapia y cómo funciona?

La radioterapia es un tratamiento contra el cáncer que utiliza altas dosis de radiación para eliminar las células cancerosas y reducir los tumores. La radiación es energía que es transportada por las ondas o una corriente de partículas y funciona al dañar los genes (ADN) en las células. Los genes controlan cómo las células crecen y se dividen, y cuando la radiación daña los genes de las células cancerosas, ya no pueden crecer ni dividirse. Con el tiempo, las células cancerosas mueren. La radioterapia es uno de los tratamientos más comunes para el cáncer y se puede utilizar para reducir el cáncer en etapa inicial, evitar que el cáncer regrese o para tratar los síntomas cuando se diseminó el cáncer.

La radioterapia se divide ampliamente en Radioterapia de haz externo (EBRT), donde la radiación llega al objetivo desde una máquina externa, y Braquiterapia, donde la radiación se administra colocando la fuente de radiación dentro del cuerpo cerca del objetivo deseado. EBRT envía radiación al sitio objetivo desde una máquina externa, típicamente llamada acelerador lineal, o LINAC. El LINAC genera haces de rayos X de alta energía y está equipado con un sistema de imágenes que se dirige con precisión al tumor mientras se administra la radiación, destruye las células cancerosas y minimiza la exposición al tejido sano circundante.

Al diseñar su plan de tratamiento, su equipo médico se basa en uno o más tipos de escaneos tridimensionales de su cuerpo. Estos pueden incluir una tomografía computarizada, una resonancia magnética y / o una exploración por TEP. Al observar estos escaneos y otros resultados de las pruebas, el radioncólogo y su equipo determinan qué técnica de radioterapia es más adecuada para su caso particular.

Principales ventajas de la radioterapia:

  • No invasivo, sin incisiones
  • No se requiere anestesia ni hospitalización
  • Tratamiento sin dolor
  • Procedimiento ambulatorio
  • Poco o ningún tiempo de recuperación
  • Permite un retorno inmediato a las actividades diarias
  • Efectos secundarios mínimos, si los hubiera, debido a la precisión de la administración de dosis altas de radiación
  • Mínima exposición a la radiación al tejido sano que rodea un tumor

La radioterapia puede ser una opción para pacientes con:

  • Tumores médicamente inoperables o quirúrgicamente complejos, o aquellos que buscan una alternativa a la cirugía o radioterapia convencional.
  • Cáncer recurrente o tumores metastásicos que se han diseminado a otras áreas del cuerpo desde el sitio principal del tumor.
  • Un alto riesgo de desarrollar complicaciones después de la cirugía.

Por qué Cancer Treatment Center at Hazleton

En Hazleton, ofrecemos muchas formas de opciones de tratamiento para el cáncer. Nuestros planes personalizados de atención del cáncer se especializan en tratar una gran variedad de tipos de tumores en todo el cuerpo.

¿Qué es la radioterapia y cómo funciona?

La radioterapia es un tratamiento contra el cáncer que utiliza altas dosis de radiación para eliminar las células cancerosas y reducir los tumores. La radiación es energía que es transportada por las ondas o una corriente de partículas y funciona al dañar los genes (ADN) en las células. Los genes controlan cómo las células crecen y se dividen, y cuando la radiación daña los genes de las células cancerosas, ya no pueden crecer ni dividirse. Con el tiempo, las células cancerosas mueren. La radioterapia es uno de los tratamientos más comunes para el cáncer y se puede utilizar para reducir el cáncer en etapa inicial, evitar que el cáncer regrese o para tratar los síntomas cuando se diseminó el cáncer.

La radioterapia se divide ampliamente en Radioterapia de haz externo (EBRT), donde la radiación llega al objetivo desde una máquina externa, y Braquiterapia, donde la radiación se administra colocando la fuente de radiación dentro del cuerpo cerca del objetivo deseado. EBRT envía radiación al sitio objetivo desde una máquina externa, típicamente llamada acelerador lineal, o LINAC. El LINAC genera haces de rayos X de alta energía y está equipado con un sistema de imágenes que se dirige con precisión al tumor mientras se administra la radiación, destruye las células cancerosas y minimiza la exposición al tejido sano circundante.

Al diseñar su plan de tratamiento, su equipo médico se basa en uno o más tipos de escaneos tridimensionales de su cuerpo. Estos pueden incluir una tomografía computarizada, una resonancia magnética y / o una exploración por TEP. Al observar estos escaneos y otros resultados de las pruebas, el radioncólogo y su equipo determinan qué técnica de radioterapia es más adecuada para su caso particular.

Principales ventajas de la radioterapia:

  • No invasivo, sin incisiones
  • No se requiere anestesia ni hospitalización
  • Tratamiento sin dolor
  • Procedimiento ambulatorio
  • Poco o ningún tiempo de recuperación
  • Permite un retorno inmediato a las actividades diarias
  • Efectos secundarios mínimos, si los hubiera, debido a la precisión de la administración de dosis altas de radiación
  • Mínima exposición a la radiación al tejido sano que rodea un tumor

La radioterapia puede ser una opción para pacientes con:

  • Tumores médicamente inoperables o quirúrgicamente complejos, o aquellos que buscan una alternativa a la cirugía o radioterapia convencional.
  • Cáncer recurrente o tumores metastásicos que se han diseminado a otras áreas del cuerpo desde el sitio principal del tumor.
  • Un alto riesgo de desarrollar complicaciones después de la cirugía.

Nuestro equipo

Habla con un miembro del equipo

Habla con un miembro del equipo

Follow Us